jueves, 13 de septiembre de 2007

DIARIO DE UN IGNORANTE (1)

Aquí tienen la primera entrega de 'Diario de un ignorante', la facción ignorante de CASPA. Una sección que propone celebrar la ignorancia (la mía, no la vuestra, naturalmente) y, si puede ser, sacar algo en claro de lo oscuro, lo cual es siempre recomendable. La sección consistirá en dos partes sencillas: la primera y la segunda, siendo la segunda la 'P.Q.H. y otras siglas'. Salud.

Hoy el ignorante repara en la existencia de un texto de Witold Gombrowicz (1904-1969). El texto es conocido, pero nunca sobra una relectura -o, mejor dicho, nunca sobra que pase de ser 'conocido' a ser un texto que realmente nos leamos de una maldita vez los que somos unos ignorantes. Hoy, de una vez por todas, para dejar de decir 'ah sí... el amigo Witold...!' con esas ínfulas que nos caracterizan a tantos. En fin, pinchen sobre la foto, en la severa cara de 'el amigo Witold' y encontrarán, si todo va bien, el texto. Magro. Absolutamente.

LA P.Q.H. Y OTRS SIGLAS

Y la palabra que he usado hoy sin saber realmente qué quiere decir es:

Como sospecharán, la palabra es 'ínfulas'. Ya que somos, en general, muy poco dados a utilizar el diccionario -yo he optado por Google, con los riesgos que obviamente conlleva- me ilustraré a mí mismo con una somera definición del palabrejo.
INFULAS:
En la Antigüedad, se llamaban "ínfulas" a unas tiras o vendas de las que pendían dos cintas llamadas "vittae", una a cada lado de la cabeza.
Las "ínfulas" se usaban arrolladas en la cabeza a manera de diadema o corona, y solían lucirlas los príncipes y sacerdotes paganos, como señal distintiva de su dignidad.
Con estas "ínfulas" se adornaban también los altares y -en algunas ocasiones- las víctimas que eran llevadas al sacrificio.
Pero cuantas más eran las ínfulas y mejor la calidad de su confección, más importante era considerada la persona que las portaba, por lo que, era muy común escuchar hablar de víctima de muchas ínfulas.

4 comentarios:

Nancy dijo...

No tienes comentarios :( es que no has publicado otro chisme, de esos que acostumbras, solo asi...

Filvit Mamá dijo...

¿cómo se puede acusar a tricotilomanía de "publicar chismes de esos que acostumbra" cuando se trata de su primera entrega en CASPA?

de este hecho aparentemente anodino, de esta inculpación necia y falsaria, se puede deducir el estado de la crítica, no sólo literaria, en nuestro país, basada en la descalificación gratuita, en el ataque, en el insulto más injustificado. qué pena, señores y señoras casposos, que esta plataforma para la reflexión que quiere ser este blog se convierta en otro espacio más para la lapidación. así nos luce el pelo. y la pena.

Farmatín dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Farmatín dijo...

Vengo de ojear un foro de los entornos más gastados de la ¿poesía? No debería, porque después 'ensueño' (que diría el Lorca). En él sólo he leído afectos y desafectos compulsivos (y convulsivos)hacia un poeta, un poeta equis, si eso da igual...

Y vengo aquí, sorpresa, se ha sumado a nosotros tricotí, y leo el título de su entrada "Diario de un ignorante", toma, alegría, alivio para mis ojos, y pincho acá y me encuentro con la nancy.

Y debería acostumbrarme, y me cuesta, a estos tipos de incontinencias blogeras... Menos mal que está legalizada la valeriana.